miércoles, 15 de septiembre de 2010

Dios es Amor, Grassi.

DIOS ES AMOR PERO NO JUSTO. 15 años por violador, un fallo contundente, rechazo de apelaciones y el hijo de mil puta de Grassi sigue libre. Cómo mierda vamos a cuestionar que haya escuelas tomadas, pibes chorros, cortes de rutas y demases si este delincuente sigue vivito y "culiando" a personitas que están por debajo de toda escala social.
Así es la justicia, así estamos, me siento una mierda. No puedo creer en nada. Mientras tanto, la iglesia en silencio ensordecedor. Vamos camino a conformar la Corte Suprema con Pachano, Fort, Alfano, Casán, Reech y Barbieri, son más gente.

No hay comentarios: