jueves, 28 de mayo de 2009

El sonido de las cacerolas ahora es Techint, techint!!!

Mi país es hermoso, es bello, como diría Catherine Fulop, a quien deberíamos nacionalizar en represalia al gobierno totalitario de Hugo Chávez!!!
Cathy Fulop debe ser patriomonio "es-cultural" casi tanto como Los Glaciares.
Defender a Chávez es meterse en un laberinto de difícil salida y a la distancia es más complejo aún, una sociedad que lo ama y lo odia en proporciones similares y lo que podemos observar es la nula libertad de expresión que la oposición tiene, pero de ahí a tener que soportar a personas que históricamente coquetearon discursivamente con la izquierda o con sectores progresistas salir en apoyo del Grupo Techint (aunque lo disfracen con el avasallamiento a las libertades) es poco menos que impensado años atrás.
Podemos entenderlo de La Nación, la UIA, de Macri-De Narváez y todos sus seguidores, pero me asombra (¿todavía?) ver a Carrió y a Cobos en esa posición. Claro, estamos en campaña y todo lo que se asocie a los K será visto como el demonio de Tasmania.
Techint tiene quien lo defienda y paga buenos honorarios a sus directores y buffets de aves rapaces para sacar el mejor rédito económico sin importarle sus empleados cesanteados ni la bandera nacional que flamee en sus plantas. Para ellos nunca fue importante, salvo que se metan con su billetera. Ahí su bolsillo es el bolsillo y las libertades de todos.
Lo curioso es que esta firma que se hizo "grande" en la Argentina, jamás pensó en los ciudadanos (y nunca les importó) a la hora de transar con los gobiernos de turno, sean de derecha, de centro, de izquierda o de todos a la vez. Creció con los militares a los que ayudó a tener "a raya" a los empleados díscolos, fue socia de la década noventista nefasta para la industria nacional y muy amiga de los Duhalde, los De La Rúa y los Kirchner.
No hicieron planteos morales, éticos o legales a la hora de estatizar su deuda, Cavallo mediante, en los 80, siendo un tercio del total de la deuda privada, de la impoluta familia Rocca, cabeza fundadora del grupo.
Tampoco les tembló el pulso para sacar sus dinerillos de los bancos argentinos y girarlos al exterior minutos antes de la debacle financiera del 2001 mientras a nosotros nos confiscaban el sueldo que cobrábamos y sólo podíamos retirar $ 200 por semana. Ellos obtenían créditos de todos y a nosotros nadie nos atendía.
Ja,ja, me río de Janeiro. Ahora están golpeando a su puerta.
Techint no estaba al lado nuestro golpeando las cacerolas, sin embargo, hoy, están levantando la bandera de la solidaridad empresarial. Así somos los argentinos?
No apuesto por Chávez pero no me pidan que marche a Plaza de Mayo por los Rocca.
Techint, Techint, Techint, Te-Chan!!!! Chan!!! Chan!!!
Ah, no busquen la empresa en Argentina, porque es un Holding Internacional con base en...Luxemburgo!!!! y con negocios de obras públicas en todo el mundo!!!
Insisto, quiero a Cathy Fulop patrimonio argentino y que todos podamos levantar, como la bandera, vió.

No hay comentarios: