jueves, 23 de abril de 2009

Votar o botar, esa es la cuestión...

Votar o botar, esa es la cuestión.
Cual William Shakespeare me siento metido en una tragedia, o en una gran comedia de enredos o en ambas a la vez, donde soy un actor al que todos los políticos tratan como estrella de Hollywood pero que el único papel que representa es el de mozo diciendo "la mesa está servida, coman todo lo que quieran que nosotros pagamos la cuenta".
Repasemos las listas, miremos caras y currículums, obras y desaciertos de los que se postulan.
Mirando a la Coalición Cívica veo un equipo de fútbol que postula las 3 G, pero no por "ganar, gustar y golear", sino porque en la lista hay "un gay, un gil, y una gordi" (con onda) que viene perdiendo "peso" político y que, de tanto ceder en escalones, va a provocar su propio apocalipsis, el tsunami de la coalición, como el huracán que arrasó con el A.R.I. y el Frepaso.
Y ya que hablamos de una ex-UCR, qué mejor que mirar a un resucitado Ricardo Alfonsín que vió renacer su carrera en la medida que moría la de su padre, qué difícil momento!!! Pedirle a Cobos que vuelva después de ser expulsado por traidor mientras mantiene el cargo de vicepresidente y traiciona a la fórmula que lo llevó a ese lugar. Es decir, "lo fueron" de la oposición por ser oficialista cuando en realidad es opositor del oficialismo, complicado de entender?
Mientras tanto, Miccheti hace malabares para sostener los argumentos para explicar su renuncia como vicejefa para ser candidata, en realidad, las piruetas son internas, balanceando el "no querer defraudar" a sus votantes con el "deber defraudar" por el partido. Macri se apoya en Francisco, quien, gracias a sus "Tías" solteronas y millonarias, le dan la posibilidad de seguir sin laburar pero en el congreso. Es cierto, De Narváez es el más sincero, su vida no cambiará mucho, el máximo esfuerzo como diputado será el de levantarse o no para dar quorum. Me estoy olvidando de alguien más que está con ellos, quién es??? ah, sí un tal Felipe Solá!!! Cara nueva de la política si las hay!!! Dejó los disfraces menemistas, duhaldistas, ruckaufistas, delaruista y kirchnerista para ponerse la careta de PRO...propenso al cambio.
Si hablo de inmune a las balas, sin querer hablar de la inseguridad del conurbano, ese es Danielito "el terrible" Scioli, un capo, un genio, un hombre que siempre da bien en las encuestas aunque su foja de servicio sea el recurrir constantemente al positivismo (piso perdón a los padres del positivismo Comte y Stuart Mill, aquí no hay corriente filosófica), tanta esperanza y espíritu positivo da una imagen más cercana al pastor Giménez que a un estadista.
Dicen que las candidaturas testimoniales son algo nuevo, pamplinas!!! si hacemos un poco de memoria, cuánto hace que los políticos se presentan a las elecciones y no asumen?? Ahora, pregunto, por qué no van más allá y presentan como candidatos a Perón, Eva Duarte, Balbín o Alfonsín, si tampoco van a asumir en caso de ganar???
De todas maneras está claro que Kirchner es dios, está en todos lados, es del Sur pero defiende a Buenos Aires aunque viva en capital. Tiene el poder, el aparato más grande, es dueño del Edén y decide quién entra y sale del paraíso terrenal llamado gobierno. Ah y es propietario de media república, detalle aparte.
Rossi y Lole, según palabras del ex-corredor invento de Carlos Saúl, "roban del mismo mercadito", es una confesión de partes (el robo) o dice la verdad??, sus gestiones nos tomaron como rabanitos, nos hicieron llorar como cebollas, nos pisaron como papa para puré, mientras ellos están frescos como lechuga y nunca pusieron un huevo.
El amanecer campero de la gauchocracia, que tanta ruta rompió sembrando, cuando tenían la chance de cosechar votos en el congreso, enfundaron la guitarra y se metieron tierra adentro para seguir "dándose la viaba" con el único yuyo legal que da guita, la soja, el otro, sólo placer y problemas con la policía. Gran tacto socialista, cortaron un país, nos metieron en el medio de una puja de intereses por un par de puntos de retenciones, todos fuimos el campo y ahora se quedan viendo el único horizonte patriótico que les interesa, su ombligo.
¿Dónde estoy parado? ¿Quiénes me defendían y quiénes me van a defender a partir de ahora? Algo está claro, los enemigos de hoy serán los socios del mañana, demostrando, una vez más, que en la política no hay aliados ni contrincantes sino "partícipes necesarios".
En fin, como decía Tato, vermouth con papas fritas y good show...

No hay comentarios: