martes, 31 de marzo de 2009

Perdón Alfonsín, otra vez.

Llegué cansado a casa, pasadas las 20,30 y el televisor mostraba un "URGENTE - MURIO ALFONSIN".
Se me vinieron encima los años y un sinnúmero de fotos en las que pasaron casi treinta años de democracia. Quería comer y el estómago me jugaba una mala pasada mientras las imágenes seguían fluyendo.
Como todos, tuvo cosas buenas y malas. El tiempo lo pondrá en el lugar justo y merecido del libro de historia que leerán mis hijos y mis nietos.
Los medios difundirán sus aciertos y remarcarán sus errores, yo voy a apelar a los sentimientos desde aquél 1983.
Alfonsín fue dos caras de una misma moneda, la ilusión de la vuelta democrática y la desilusión de la entrega del poder antes de tiempo, fue impulsor del Juicio a las Juntas y el promotor del Punto Final y la Obediencia Debida, fue el Plan Primavera y el Austral y la contracara de la inflación, fue partidario del consenso para reformar la Constitución y la entrega de un espurio Pacto de Olivos, fue cal y arena, fue como somos todos. Generó grandes esperanzas como enormes desencantos.
Dejo a cada uno de los lectores su evaluación pero no puedo dejar de compartir una imágenes que me acompañaron recordando al viejo caudillo:
1-Puso en juego su vida en épocas donde la vida era lo menos importante.
2-Caminaba por las calles sin custodia y no sufrió humillaciones ni escraches, aún cuando la gente no estuviera de acuerdo con sus pensamientos.
3-La gente, sin distinción partidaria, se movilizó espontáneamente por respeto y reconocimiento.
4-Será sepultado el 2 de abril, fecha que marcó el comienzo del fin de la dictadura con la Guerra de Malvinas. Curiosamente fue compañero de clases de los asesinos Videla y Galtieri, qué ironía.
5-Logró que su silencio mortal uniera y callara las voces histéricas de oficialistas y opositores, al menos por un rato, lejos de los agravios, los insultos, los cortes de ruta y las patoteadas.
6-Murió en la casa que habitó durante décadas, algo que difícilmente podrá ser igualado por los ex-presidentes que lo sucedieron.
7-No se le conocieron empresas, cuentas en el exterior, testaferros, hoteles en glaciares, pistas de aterrizajes, nada. Eso, en un país como éste y siendo una persona con poder, es casi sinónimo de santidad. Tranquilos, está lejos de la estampita.
Déjenme ir contra corriente, no quiero que descanse en paz, quiero que la energía de sus ideas , acertadas o no tanto, movilice los cuerpos de los políticos que vendrán, de los que aún no están sucios del barro partidario y del egoísmo del poder.
Raúl, no descanse en paz, ahora es más fuerte que antes, ahora no cargará con el cuerpo lascerado y doloroso, ahora lo esperan las páginas de miles de libros en donde no se discutirá mezquindades del momento, ni un mejor lugar en la lista de las próximas elecciones, allí quedarán expuestas sólamente ideas, algo que a muchos de los que están gobernando les falta, como la moral y la ética.
Dejo de escribir, mi hija implora porque termine de leerle el cuento de Caperucita Roja y el lobo feroz. Ella no conoce a quien describo en estas líneas. Mejor, fueron muchos años de dolorosa democracia que pensan en mi nostalgia.
Y eso que le dediqué cataratas de insultos!!!! Perdón.

No hay comentarios: