viernes, 20 de febrero de 2009

Homenaje a un "grande" (TATO) de un "pequeño".

Monólogo nacional:

Soñé que era Tato, pero no Bores, un Tato Pobre, mediocre, que se imaginó un monólogo nacional así:

Caminado por ahí me encontré con Kristina y le pregunté por la cantidad de deserciones dentro del FPV, Felipe Solá, Lole, Juan Carlos Romero, Ramón Saadi, etc., ¿no será que el FPV es un barco que se viene a pique, presidenta?
Me respondió: "eso pasa, cuando el barco se hunde quiénes son los que huyen primero? las ratas!! Uh, qué fuerte!!!
Después recordé que Solá, el Lole, Romero y Saadi, estuvieron con Carlos Saúl, con Duhalde, con De la Rúa, hasta que cayeron en desgracia y le respondí, "mire presidenta, que no se fueron todas, en el barco hay varias que dejan la caquita que encontramos sobre la mesa todos los días", Claro!!! No será que todavía queda mucho queso para morder y repartir!!!
La miré azorado y salí corriendo a comprarme triguito, veneno y tramperas para ponerme en los bolsillos, no vaya a ser que me tope con Julito De Vido o Ricardo Jaime.
De lejos, Kristina, me gritaba: "si esto se hunde, quisiera a los muchachos de la mesa de enlace con sus bombos y guitarras, en la cubierta del barco como si fuesen los músicos del Titanic!!!
Por lo pronto, no sé si serán músicos pero que la quieren hacer sonar, eso se lo aseguro!!!
Me fui antes de ligar un carterazo Louis Vuitton y me encontré con el sicólogo Jorge Corsi vestido de Ronald McDonalds en un pelotero tratando de explicarle a los padres que él es un pedófilo, le gustan lo pendex, en especial los que usan Huggies XXL, pero que eso no es un delito mientras utilizaba al General San Martín como ejemplo y su casamiento con Remedios de Escalada!
Le dije, qué buena idea. Yo los pondría en fila a Corsi, a Grassi y al Ex-Monseñor Edgardo arriba de un burro, o al revés, creo que serán felices así y los mandaría a realizar el Cruce de Los Andes como San Martín, yo conozco varios rescatistas que les pueden dar una mano allá arriba!!!
Seguí caminando, entré al Municipio y sorpresivamente, me encontré en el subsuelo con Mario Barletta, quien parecía Tío Rico saltando, nadando y sumergiéndose entre las 100.000 placas domiciliarias abandonadas allí hace 30 años, me acerco y le digo: "Marito, qué despelote!!!" Me mira y me dice: "esto tiene un lado bueno y uno malo". El lado bueno, es que ya tenemos los premios para el sorteo del año que viene a los contribuyentes que estén al día, son más baratas que las veredas; lo malo es que las encontramos tarde!!! Cuánta guita nos hubiésemos ahorrado!!!
Mientras me voy, dejándolo acomodar las placas como si fuesen cartones de un bingo, me grita: "Ah, debo reconocer que me equivoqué con el peronismo, parece que no se robaron todo en la municipalidad".
Mirando la tele en casa, tranquilo, me entero que hay un barco chileno hundido con 7 toneladas de oro y plata valuado en millones de dólares, pensé, rápido de reflejos, tomo un curso de buceo y me voy a rasguñarles un par de monedas! pero rápidamente se me fueron las ganas, se hundió en las costas de Santa Cruz, seguro me ganó de mano Néstor Kirchner.
Vermout con papas fritas y Good Show.
Perdón por el homenaje.

No hay comentarios: