lunes, 9 de febrero de 2009

Eluana murió. Dios descansa en paz.

El caso de Eluana Englaro, la joven italiana que estuvo 17 años en coma, sostenida por alimentación artificial, originó un debate tan grande como necesario: quién decide cómo y cuándo terminar su historia.
Todos los argumentos pueden ser válidos, dependiendo de dónde parten y cuál es el fin de defenderlos, pero ninguno es tan subjetivo, y objetivo a la vez, como el cuerpo de Eluana y el dolor de su familia.
17 años velando un cuerpo en una agonía eterna, es una herida a la que todos los días se le echa sal, es convivir con el pasado y el presente juntos. Nunca podés despegarte de la historia, contando y compartiendo cosas con alguien (o algo) que no devuelve una señal, un mensaje, una respuesta, nada.
El dolor de ver un hijo en ese estado debe ser inconmensurable, sólo puedo llegar a imaginarlo cuando veo a mis hijos presos de enfermedades cortas, pequeñas, pasajeras y la angustia que me genera contemplarlos así. Pero no más que eso.
Entonces, con qué razón puedo meterme en la piel de esos padres, de su familia, de sus seres queridos, y opinar sentado en un mullido sillón y desde la frialdad de una computadora, de un micrófono o de una cámara. Fácil para todos menos para ellos.
Ni Berlusconi, ni Benedicto XVI ni nadie tiene derecho alguno a meterse en ese dolor, a removerlo y acrecentarlo con declaraciones que no esconden otro justificativo que la ambición de tener LA RAZÓN.
Métansela en el culo!!!
Quiénes son los que estuvieron todos los días rogando, implorando, rezando y alimentando la esperanza de un milagro??? Cuándo vence la espera por ese milagro??? Cuándo claudica el corazón ante la razón fría y realista???
Ahora, yo pregunto, si tanto les importa a los políticos y a las religiones que "dios" decida sobre la vida y la muerte de las personas, dónde estaban mientras ocurrían los campos de concentración, las dictaduras, los excesos del libre mercado??? Están luchando por los vivos/muertos que el sistema va descartando por ahí?? Dónde están cuando los Grassi o los Storni abusan de la inocencia??? Cuándo salieron de sus escritorios llenos de oro para meterse en el hambre de África???
Sigo preguntando??? No, mejor será que siga discutiendo si soy un criminal porque prefiero acabar en un preservativo de látex antes de hacer malabares con el método Billings.

No hay comentarios: