jueves, 26 de febrero de 2009

Ese enano maldito. Por dónde andarás?

Cristian Martín López tenía 35 años y 1,50 de hijoputez. Ni tan bueno ni tan malo, como todos. No tengo autoridad para juzgarlo y renuncio a la dictadura de nombrarlo santo después de muerto.
Un verdadero enano maldito que lo que le faltaba de altura le sobraba de atorrante. Acostumbrado a ser la atracción de cualquier lugar, a tomar la bandera de cuanta joda se arme, a ser el centro de las miradas y principal sospechoso de todo quilombo al que se encuentre cerca.
En este colectivo imaginario que es la vida, donde algunos se bajan antes, otros suben después y todos llegamos a la misma parada (supongo), compartimos los mejores momentos de la adolescencia, una secundaria bárbara y el amor por las tablas.
Era un gran actor aunque siempre haya renegado de esto, discutí con él por eso. Decía que no se sentía cómodo, que el escenario no era su vida, pero, sin dudarlo, su vida era un permanente escenario. No lo notó o no lo quiso hacer evidente. Una pena.
Odiaba ensayar, se aburría de la repetición, se mofaba de los horarios y huía de las responsabilidades. Así era en esa época y, por el decir popular, mucho no había cambiado. Seguramente quedarán astericos en su vida que referirán a eternas noches, mujeres varias y variadas y el vino amigo.
Un tipo del que te enojabas seguido pero no podías pelearte, su mirada maquiavélica y sonrisa socarrona lo redimía de cualquier pecado. Qué pedazo de turro! Si lo habremos puteado!
Muchos pensarán que quiso escapar de la responsabilidad que la vida te carga, grueso error, ahora tendrá más laburo que antes porque deberá ser el aire que sus pequeños hijos respiren, el árbol que los proteja de las tempestades y el sol que les dé el calor que necesiten para seguir sin él. También será la memoria emotiva a la que su mujer tendrá que recurrir para dar respuestas complejas a preguntas lógicas y simples. Dónde está papá?
Que el tiempo cicatrice el dolor de sus padres que no entienden por qué la ley de la naturaleza se quebró con ellos. Él debía seguir, no ellos. El único que puede hablar en estos momentos es el silencio.
El último sorbo de esta cerveza fría será para vos, querido rata. Sin ofensas, ese mote era por el cariño que despertaba, por su imagen comprimida y su astucia para escapar de todo.
Cuando ves en las fotos más ausencias que presencias es el tiempo pasado que te pega en el mentón, es la edad, son los años que se vinieron encima.
Los RAFT, ese grupo de mal-humor humorístico de la adolescencia noventosa, en algún momento se volverá a juntar. Él ya nos está esperando mientras nosotros la seguimos peleando.
¡Salud, enano maldito! Ale, flaco, tincho y el productor (¿de cagadas?) Gustavo.

martes, 24 de febrero de 2009

El espíritu de De Ángeli

Bien, el gringo. Toma lo que cree que le pertenece, dice lo que piensa, a veces piensa lo que dice, hace lo que se le canta.
Igual que mi hija, la diferencia es mínima, Antonella tiene 4 años, el "caudillo sojero" más de 50.
La verdad que envidio esa actitud y muchas veces arengo a los míos aconsejando que esa es la posición que debemos adquirir para conseguir los objetivos que nos planteamos, la justicia que nos niegan, lo que nos corresponde. Ni más ni menos que eso, lo que nos corresponde.
Siempre entendí que la libertad de uno termina donde comienza la del otro, pero no me conforma, porque da la casualidad que el otro siempre extiende su comienzo, su líibertad. Entonces, por qué no cortar una ruta, por qué no quemar una cubierta, por qué no tomar un banco, por qué no agredir a los políticos que nos "traicionan", por qué no desabastecer las mesas del vecino, por qué no invadir las dependencias gubernamentales, por qué no empujar, insultar, patotear??? Por qué no pedir, pedir, pedir y pedir??
El autor de la Biblia es claro: "Pide y se os dará, busquen y encontrarán, llamen y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe y el que piquetea más aún".
Y nunca serán sancionados, jamás la policía vendrá a pintarles los dedos ni la gendarmería le pedirá de buenas ganas desalojar un lugar, nada de eso ocurrirá. Al contrario, será tapa de revistas, el celular explotará y hasta Tinelli lo convocará para un lugar en el próximo jurado de Bailando por un sueño.
Por qué? Porque todo lo justifica. El hambre del norte del país, las escuelas rurales, los caminos de tierra, la salud pública deficitaria, el salario docente, la miseria de la jubilación y...allá a lo lejos, también las retenciones y los intereses usurarios de los bancos piratas y desalmados.
Ojo, todo vale porque es De Ángeli, un gringo como nosotros, laburante de primera hora, que paga sus impuestos y da trabajo.
Nada que ver con esos negros de mierda del "perro" Santillán, del "barba bailador" de Raúl Castells, del "sorete pro-árabe antijudío" de D'elía y la "vieja loca bien muerta" de Norma Plá.
Hay piquetes y piquetes, hay negros y negros, hay negros y personas, hay protestas y protestas justas, hay hijos de puta y reverendos hijos de puta.
No me entiendo y no entiendo a la gente, algunos toman la tesorería de un banco, la ruta, la gobernación y "siga el baile" y yo no puedo entrar a un banco porque el guardia me mira de reojo pensando que voy a robarles la plata.
Así somos. Así nos gusta.

viernes, 20 de febrero de 2009

Homenaje a un "grande" (TATO) de un "pequeño".

Monólogo nacional:

Soñé que era Tato, pero no Bores, un Tato Pobre, mediocre, que se imaginó un monólogo nacional así:

Caminado por ahí me encontré con Kristina y le pregunté por la cantidad de deserciones dentro del FPV, Felipe Solá, Lole, Juan Carlos Romero, Ramón Saadi, etc., ¿no será que el FPV es un barco que se viene a pique, presidenta?
Me respondió: "eso pasa, cuando el barco se hunde quiénes son los que huyen primero? las ratas!! Uh, qué fuerte!!!
Después recordé que Solá, el Lole, Romero y Saadi, estuvieron con Carlos Saúl, con Duhalde, con De la Rúa, hasta que cayeron en desgracia y le respondí, "mire presidenta, que no se fueron todas, en el barco hay varias que dejan la caquita que encontramos sobre la mesa todos los días", Claro!!! No será que todavía queda mucho queso para morder y repartir!!!
La miré azorado y salí corriendo a comprarme triguito, veneno y tramperas para ponerme en los bolsillos, no vaya a ser que me tope con Julito De Vido o Ricardo Jaime.
De lejos, Kristina, me gritaba: "si esto se hunde, quisiera a los muchachos de la mesa de enlace con sus bombos y guitarras, en la cubierta del barco como si fuesen los músicos del Titanic!!!
Por lo pronto, no sé si serán músicos pero que la quieren hacer sonar, eso se lo aseguro!!!
Me fui antes de ligar un carterazo Louis Vuitton y me encontré con el sicólogo Jorge Corsi vestido de Ronald McDonalds en un pelotero tratando de explicarle a los padres que él es un pedófilo, le gustan lo pendex, en especial los que usan Huggies XXL, pero que eso no es un delito mientras utilizaba al General San Martín como ejemplo y su casamiento con Remedios de Escalada!
Le dije, qué buena idea. Yo los pondría en fila a Corsi, a Grassi y al Ex-Monseñor Edgardo arriba de un burro, o al revés, creo que serán felices así y los mandaría a realizar el Cruce de Los Andes como San Martín, yo conozco varios rescatistas que les pueden dar una mano allá arriba!!!
Seguí caminando, entré al Municipio y sorpresivamente, me encontré en el subsuelo con Mario Barletta, quien parecía Tío Rico saltando, nadando y sumergiéndose entre las 100.000 placas domiciliarias abandonadas allí hace 30 años, me acerco y le digo: "Marito, qué despelote!!!" Me mira y me dice: "esto tiene un lado bueno y uno malo". El lado bueno, es que ya tenemos los premios para el sorteo del año que viene a los contribuyentes que estén al día, son más baratas que las veredas; lo malo es que las encontramos tarde!!! Cuánta guita nos hubiésemos ahorrado!!!
Mientras me voy, dejándolo acomodar las placas como si fuesen cartones de un bingo, me grita: "Ah, debo reconocer que me equivoqué con el peronismo, parece que no se robaron todo en la municipalidad".
Mirando la tele en casa, tranquilo, me entero que hay un barco chileno hundido con 7 toneladas de oro y plata valuado en millones de dólares, pensé, rápido de reflejos, tomo un curso de buceo y me voy a rasguñarles un par de monedas! pero rápidamente se me fueron las ganas, se hundió en las costas de Santa Cruz, seguro me ganó de mano Néstor Kirchner.
Vermout con papas fritas y Good Show.
Perdón por el homenaje.

Calor: Tolerancia Cero.

El verano en Santa Fe es una mierda. Siiiiiii, no hagas ese gesto!!!
Calor+humedad+mosquitos, y sigue girando la rueda. Calor, humedad, mosquitos.
Se hace imposible todo.
Quién dijo que el verano es la mejor estación? Quién dijo que es la estación ideal para los pobres? Que te ponés cualquier cosa y está bien.
Mentiras!!!
El verano es para los ricos, para los que pueden pagarse vacaciones en la Costa argentina, en Brasil, en Punta o en la cercana Córdoba.
Aquí, por la temperatura, no hay diferencias entre el día y la noche.
Aquí, no se puede trabajar, ni dormir, ni salir a caminar, ni comer, ni correr, ni co.., ni nada sin aire acondicionado. ¡¡¡Aleluya por esa invención!!!
Ni siquiera puedo hacer una de las cosas que más me gratifican, sentarme en el "trono" a leer. Es imposible sin sudar la gota gorda, sin que la tinta del diario quede impresa en mi dedos.
Basta de camisas y remeras transpiradas, pegadas al cuerpo, oliendo a anhídrico carbónico, basta de zapatillas molestas, apretadas y húmedas como si arrastrara pantanos en lugar de calzado, basta de pantalones adheridos a la piel y de calzoncillos parasitarios, que asemejan sanguijuelas testicularias y que me causan dolor hasta en los hue...sos!!!
No uso ropa, son tatuajes. Me siento la tota Santillán con bodypaint.
Odio el verano, por lo menos este verano. El verano del "seco".
A su favor están esas mujeres cuyos cuerpos maravillosos alimentan el alma y le dan razón a tanto sufrimiento. Nada más.
No me conforma el liso, la laguna, el lugar donde nací, no son argumentos que me alcancen para decir: "PARE DE SUFRIR".
Pensar que hay personas que no se les mueve un pelo con este calor, que les encanta. Agradezcan a la madre naturaleza por esa piel impermeable al termómetro.
Mientras tanto, aquí, en la gran ciudad, una nueva danza de la lluvia...comienzo!!!

jueves, 12 de febrero de 2009

Epístolas de Fertonani (o e' pistola).

Carta de San Carlos Marcelo, sumo jefe de Merengo, a los cristianos que habitan este blog.
Sperati:
Como te había anticipado no quiero polemizar con vos porque no te conozco y evidentemente opninás por comentarios o por la influencia de alguien.
La verdad que tu respuesta me provocan sensaciones encontradas.... por un lado parecen de alguien con resentimiento o peleado con los que tienen o hacen algo; pero por otro de una persona que quiere excusarse por querer o ser muy cómico y habersele ido la mano en agredir a alguien que no conoce.
Como te anticipé no coimeo a nadie asi que el liso , la cajita ,etc paso.
Lo que si estoy dispuesto cuando quieras es a tomar un café o un liso para que nos conozcamos y después si escribas todo lo que te parezca -pero por lo menos con algun fundamento -
A tu disposición
Carlos Fertonani
PD: Yo le avisé a quien me avisó que me contestaste pero el comentario todavía no está publicado en la nota
Sr. Fertonani:
No pensaba responderle pero haber considerado que un liso y una cajita son coima, me ofende. En el barrio se lo llama mangazo, o debo pensar que coimeaba al verdulero cuando le pedía una manzana y al panadero cuando le sacaba una medialuna???
Coima tiene un concepto más amplio, a saber:

1.- El soborno que le entrega un infractor o un delincuente a una autoridad, a fin de que esa autoridad no lo envíe a pena por la infracción o el delito cometido. La cantidad del soborno, dependerá de la magnitud del delito o infracción cometida.
2.- Cantidad de dinero que recibe un autoridad gubernamental o de algún instituto oficial, por concepto de sobrepecio en algún contrato o alguna obra que se vaya a ejecutar.
Como verá nada de esto se encuadra en nuestros asuntos.

Su mail también me genera sensaciones encontradas, o no me expreso bien cuando escribo o no conoce la ironía (según el diccionario de la RAE:
1. Burla fina y disimulada. 2.Tono burlón con que se dice. 3.Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice), o ambas.
Como, según usted, opino por comentarios de alguien, voy a dejarme influenciar por el Diario El Litoral del 23 de mayo de 2003, época fatídica para los santafesinos, donde se puede apreciar que una de ¿sus? tantas empresas, junto a Monti y Verde, se adjudicó 35.000 raciones de comida (17.500 almuerzos + 17.500 cenas) por 15 días a razón de $ 2,25 cada una, lo que, a riesgo de convertirme en un émulo de Adrián Paenza (puede encontrar referencias de él en wikipedia), arroja como resultado un importe de $ 1.181.250,00, a razón de $ 78.750,00 pesos diarios.

Las raciones que a ¿su? empresa le fueron adjudicadas son 4 veces superiores, como mínimo, al resto de los adjudicatarios y está un 36% por encima de la oferta más baja que se hizo por sólo 3.000 raciones. ¿Conoce a Henry Ford y una de sus consignas que sentencia: donde a mayor producción, menores son los costos?

Matemática de 3er. grado: 36% de $ 1.181.250,00 da = $ 425.250,00 en sólo 15 días a razón de $ 28.350,00 diarios. Nada mal, no? Bien santafesino.
En la misma nota se remarca la falta de higiene y control, la voy a reproducir textualmente para que sea más evidente lo influenciable que soy:

"El control de la higiene y la calidad

Comentarios llegados a nuestra redacción dan cuenta que no en todas las cocinas dedicadas a la producción de comidas para evacuados, la higiene y calidad de los alimentos es la misma sino que, por el contrario, deja mucho que desear la limpieza de las instalaciones. "Habían mezclado polenta con fideos para una entrega", dijo un informante a El Litoral.

Sería deseable que ahora que se han renegociado los contratos ampliando la oferta, el gobierno por intermedio de Bromatología y Promoción Comunitaria controlen el fiel cumplimiento de las pautas dadas en cuanto a los menúes establecidos, su calidad y la higiene con que se desempeñan las tareas."

Es verdad que no hay que creer en todo lo que se lee y menos viniendo del diario más influyente de la ciudad, pero, como usted gusta salir tanto en él, me tomé el atrevimiento para tomarlo como referencia.
Además, pequeño detalle, estuve en varios de esos refugios y pude comprobar in situ que la comida en algunos casos era, sencillamente, "incomible" y se devolvían con frecuencia.
Con esto queda en claro que no tengo resentimiento ni estoy peleado contra los que hacen algo por Santa Fe, pero sí contra los que "VIVEN DE SANTA FE" porque, en el último de los casos, viven de mí y de usted. Y encima tienen el valor de descalificarme y decirme parásito, a mí!!! Eso es ironía, vió.
No tengo inconvenientes en encontrarnos para tomar un liso o un café, siempre que lo pague usted, claro, (no es coima, es mangazo) porque soy un simple laburante.
Tengo más preguntas pero me parece que
"para muestra, vale un botón".

PD: ahora puede putearme tranquilo porque están habilitados los comentarios para cualquier usuario.
A su disposición.

Tartagales por todos lados.

La historia no se repite, continúa.
Distintos lugares, diferentes personas, otro medio ambiente, miles de kilómetros de distancia pero las mismas causas.
El agua y el barro de Tartagal y el agua y la mugre del Río Salado en Santa Fe.
Cuando los astros no están alineados, cuando dios no desea aplacar un castigo tan divino como merecido, cuando la montaña decide venir por Mahoma, no podemos hacer nada. Pero cuando los políticos deciden no cumplir con su función o la desempeñan mal, cuando existe connivencia con empresarios ávidos de dineros rápidos y fáciles que no tienen empacho en destruir flora y fauna autóctona y, sobre todo, se dejan de lado los controles o hacen "la vista gorda", termina en alguna catátrofe, intencionalmente llamada, "natural".
Es natural tener catástrofes con la dirigencia que elegimos, nacidos y criados en nuestras propias miserias y banalidades.
Allá, los desmontes y obras de canalización inconclusas, aquí defensas que nunca se terminaron. Allá, gobernador reelecto, siempre aliado al poder central nacional de turno y con extraños negocios con empresas forestales, aquí, casi parecido, pero con empresas de la construcción (Gualtieri-Duhalde). Allá, todos los dirigentes se lavan las manos responsabilizando a la Pachamama, aquí, también. Allá, prometen que será la última vez y todos los damnificados serán compensados, aquí, también. Allá, "amigos de lo ajeno" aprovecharon la confusión y el desconcierto de la población para quitarles las pocas cosas que rescataron, aquí, también.
En fin, más de lo mismo. Nos queda pasar el duelo, barajar y dar de nuevo, volver a empezar. Y aprender a votar y pedir que los dirigentes rindan cuenta de sus actos y omisiones, que no es poca cosa.
La naturaleza, a veces, es incontrolable, nosotros... también.

lunes, 9 de febrero de 2009

Eluana murió. Dios descansa en paz.

El caso de Eluana Englaro, la joven italiana que estuvo 17 años en coma, sostenida por alimentación artificial, originó un debate tan grande como necesario: quién decide cómo y cuándo terminar su historia.
Todos los argumentos pueden ser válidos, dependiendo de dónde parten y cuál es el fin de defenderlos, pero ninguno es tan subjetivo, y objetivo a la vez, como el cuerpo de Eluana y el dolor de su familia.
17 años velando un cuerpo en una agonía eterna, es una herida a la que todos los días se le echa sal, es convivir con el pasado y el presente juntos. Nunca podés despegarte de la historia, contando y compartiendo cosas con alguien (o algo) que no devuelve una señal, un mensaje, una respuesta, nada.
El dolor de ver un hijo en ese estado debe ser inconmensurable, sólo puedo llegar a imaginarlo cuando veo a mis hijos presos de enfermedades cortas, pequeñas, pasajeras y la angustia que me genera contemplarlos así. Pero no más que eso.
Entonces, con qué razón puedo meterme en la piel de esos padres, de su familia, de sus seres queridos, y opinar sentado en un mullido sillón y desde la frialdad de una computadora, de un micrófono o de una cámara. Fácil para todos menos para ellos.
Ni Berlusconi, ni Benedicto XVI ni nadie tiene derecho alguno a meterse en ese dolor, a removerlo y acrecentarlo con declaraciones que no esconden otro justificativo que la ambición de tener LA RAZÓN.
Métansela en el culo!!!
Quiénes son los que estuvieron todos los días rogando, implorando, rezando y alimentando la esperanza de un milagro??? Cuándo vence la espera por ese milagro??? Cuándo claudica el corazón ante la razón fría y realista???
Ahora, yo pregunto, si tanto les importa a los políticos y a las religiones que "dios" decida sobre la vida y la muerte de las personas, dónde estaban mientras ocurrían los campos de concentración, las dictaduras, los excesos del libre mercado??? Están luchando por los vivos/muertos que el sistema va descartando por ahí?? Dónde están cuando los Grassi o los Storni abusan de la inocencia??? Cuándo salieron de sus escritorios llenos de oro para meterse en el hambre de África???
Sigo preguntando??? No, mejor será que siga discutiendo si soy un criminal porque prefiero acabar en un preservativo de látex antes de hacer malabares con el método Billings.

martes, 3 de febrero de 2009

Nelson Castro, te espero en Santa Fe.

A Nelson Castro lo censuraron. Uh, vaya novedad en Argentina. Y lo triste es eso, que ya no sea novedad la censura, que se olvide en un par de días, que a nadie le importe.
Claro, tenemos demasiados problemas económicos como para preocuparnos por un tipo que ejerce el periodismo. Nadie le pide que investigue, ni que intente buscar la verdad o que pregunte. Vale más una mentira que te haga feliz que una verdad que te amargue la vida.
Siguiendo los pasos de cuanto signo político gobierne, el poder de poder puede lo que vos no podés (permítaseme el juego cacofónico).
Pasó con radicales, peronistas y milicos. Lo sufrieron Leuco, Lanata, Víctor Hugo Morales y hasta figuras de la talla de Tato Bores.
¿Y por casa cómo andamos?
Por suerte Santa Fe es una isla, acá la censura por parte del poder político no existe porque los propios medios tienen la capacidad de matizar su opiniones, de endulzarlas o simplemente de omitirlas. Aquí hacemos las cosas más sencillas, un hola ameno, pregunta de rigor, nada de re-pregunta, hablamos del tiempo, de fútbol, de amor y nos despedimos con un beso y un abrazo, en lo posible con un chiste corto para que el entrevistado se sienta cómodo y quiera volver a atendernos.
La única prerrogativa es: NUNCA DEBEMOS DEJAR EL ENTREVISTADO NOS CORTE.
Aquí, el señor Castro nunca hubiese sido censurado porque directamente no hubiese tenido lugar en ningún medio.
Para los que se inicien en el hermoso camino del periodismo les aconsejo que no se molesten en intentar dejar currículum, cds, books, etc. a gerentes de programación o jefes de locutores de los medios más importantes, diríjanse rápidamente a los que en realidad "arman" las grillas de programas en los imperios mediáticos santafesinos. Y éstos son, por orden de aparición: Palacio Municipal, Casa de Gobierno, Legislatura, lotería, gremios poderosos, la iglesia (en todas sus variantes) y hasta las cámaras de comerciantes.
Como conformar a todos estos "jefes" es una tarea titánica y casi imposible de concretar, lo mejor es hacerse el "heavy re-jodido Lanata" en alguna modesta FM barrial, no vaya a ser que por esas casualidades de la vida algún alcahuete de ocasión le susurre al oído del poder que un simple mortal los está desenmascarando y mostrando sus carencias a sus súbditos.
Olvídense de entrar a LT9/LT10/El Litoral/Canal 9/Canal 13, con la banca del kiosco "La Turca", el Cyber "El Fumanchú" o la pilchería "La guarra". Sólo recibirán como respuesta un agradable "cualquier cosa, te llamamos".
Esta ciudad es hermosa, es casi un paraíso porque no existen denuncias de corrupción, malversación de fondos, políticos presos, empresarios poderosos investigados, ni curas detenidos por abuso de menores. Nada de eso ocurre, ni policías encubridores, ni zonas liberadas, ni trata de blancas, ni red de prostitución, ni laboratorios que fabriquen estupefacientes. Lo máximo que podemos encontrar son veredas rotas, caños de agua deteriorados o multas por estacionar sin ticket.
Dale, Nelson, venite a esta city y sé feliz. Para qué te vas a amargar!!!
¿Acaso no preferís una mentira que duela a decir una verdad que mate?