lunes, 29 de diciembre de 2008

Si hay crisis que Santa Claus la esconda!!!

Crisis!!! Crisis!!! Dónde estás, amor??? Tanto me hablaron de vos y no pude encontrarte!!
Claro (o sea obvio, tengo que aclarar porque este hijoeputa de Carlos Slim está comprando el diccionario de la Real Academia Española), estaba sumergido en una lucha titánica contra los colegas padres en medio de las góndolas de los hiper y las jugueterías, me perdí horas haciendo colas entre changuitos rebozantes de sidras, jueguetes, cervezas, juguetes, vinos, juguetes, champagnes, juguetes, panes dulces, juguetes, turrones, juguetes, lechones, juguetes, asados y..., ah, y algunos regalos.
Me quedé sin llegar a despedidas de año porque el tránsito estaba atascado, atorado, insoportable e irascible, queriendo matar a todos, rogando convertirme en un extremista de la Jihad con un cinturón de trotyl atómico y pararme en medio de las avenidas, pidiendo atención y apretar el botón que diga Bang, Bang, estás liquidado!!!
Dónde mierda está la crisis. Me vienen atemorizando con tantas cosas, me hacen terrorismo sicológico: "ya viene, cuidado, estén atentos, están golpeando a tu puerta, buuuuuuhhh!!!
Que se venga de una vez, lo parió!!!! Si me van a matar por lo menos no me dejen sufrir!!!
La gente como loca corriendo de un lado al otro, enloquecidos por llevarse la última barbie, por las últimas botellas de fresita, por los últimos cortes de carne de vaca, por los últimos días de su año!!! (parecían los últimos días de su vida).
Las estadísticas marcaron un crecimiento importante en las ventas de todos los comercios. Si hasta "la mabel", mi vecina, la del quiosquito de morondanga, cerró a las 8 de la tarde/noche porque se quedó sin "cuetes", como remarca la potentada empresaria propietaria del local lindero a mi domicilio.
Pregunto, ¿Dónde está el botón que dice PAUSE de este loco, loco mundo?. La sensación era la de ir tomado por los brazos, llevado en andas por las calles, jamás caminé.
Qué me vienen con eso de no esperar hasta último momento para hacer las compras!!! Todo diciembre fue así, y cuando compré las cosas 15 días antes, las finiquité 24 horas después de comprarlas!! La gula destruyó a Cormillot.
Quise hacerme el banana y aprovecharme de la crisis solicitando alquilar una mini casaquinta y la respuesta fue: "el 90% está alquilado, señor, pero el mes le saldrá entre $3000 y $5000" ¡¡¡Quéeeee!!! Pero, y la crisis??? Deje, nomás. La Pelopincho queda hermosa en el lavadero de un departamento en el tercer piso!
Al final me dí cuenta que los medios hablaban de mí cuando se referían a la crisis. Yo entré en crisis, mi bolsillo entró en crisis, mis hijos están en crisis, mi matrimonio es una crisis, mis vacaciones están en crisis y mi corazón tiene panic attack!!!
Shhhhh, silencio. Por respeto al que se va, al que se termina, al que está acabado hagan SILENCIO. Y por el final del 2008, también. Q.E.P.D: en paz descansen.

No hay comentarios: