lunes, 24 de noviembre de 2008

Un orgasmo crónico.

Lo conseguimos!! Tantos años de esfuerzo y dinero invertido dieron su recompensa.
Estuvimos en cuanto secuestro con toma de rehenes hubo, motivamos cuanto pibe chorro quiera sus 15 minutos de fama, alentamos a todo delincuente que quiera entregarse a la ley y servimos de confesores a toda persona deseosa de pedir perdón y convertirse.
Pero nos faltaba algo para llegar al orgasmo pleno, al punto G de la tele, al clímax, a la gloria vecina de dios. Faltaba un suicidio completo en cámara, con su previa, desarrollo y tercer tiempo. Gracias Malevo por dejarnos disfrutar de tanto champagne rojo!!!
Cómo nos hiciste sufrir, te preguntábamos, te hostigábamos, te inducíamos a apretar ese gatillo y vos te resistías!!! No era lo que acordamos, igual, la espera valió la pena.
Somos periodistas con una premisa inviolable, que la cámara nunca se apague aunque para ello debamos apagar el buen gusto.
En esos momentos carece de importancia si el protagonista es o fue un hijo de puta o un santo, vale su instinto primario, vale el dolor, vale la mierda.
Todo eso hicimos y lo mostramos. Nunca escondimos nada. No corresponde a nosotros hacerlo. Ustedes tienen el power on/stand by de la tele. Somos los ojos que muestran pero que no sienten, no es nuestra función, para eso está el corazón, el alma, la conciencia.
No importan las multas, ni la envidia que todos los medios (colegas?) nos tiran encima con sus clases de moral, sabiendo, internamente, que hubiesen querido estar allí.
No pudieron, no quisieron o no supieron. No importa, LO VISTE PRIMERO EN CRÓNICA TV.
Vamos por más, nos quedan muchas violaciones, asesinatos colectivos y descuartizamientos en vivo por grabar.

PD: mirame a los ojos y decime si no te quedaste viendo, aunque más no sea por un rato, ese empacho de morbo televisado. No digas nada, te vende la mirada. Somos más de lo mismo.

No hay comentarios: