jueves, 13 de noviembre de 2008

Mi amigo el "fercho"

Qué pasó en los medios de Santa Fe que no se habla más de los problemas del transporte? Por qué no hay más títulos catastróficos que auguraban crisis, colectivos que no podían mantenerse, empresarios del transporte en bancarrota, líneas que dejaban recorridos, choferes en huelga de hambre por sus sueldos de hambre con hambre de cortar calles, quemar cubiertas e incendiar el Ministerio de Trabajo?
Ahhhhhhh, ya sé!!! El excelentísimo gobierno de Santa Fe decidió hacer lo que no hace la nación, garantizarle el piso del monto de subsidio/suicidio de $ 1.500.000. Ahí va el aumento de la tasa?? Está bien, en nombre del Bien Común se destina dineros extras al Común Bien que tienen el estado municipal, UTA y los pobres empresarios colectiveros.
Poderoso caballero Don Dinero. Poderoso caballero Don Sindicato UTA. Poderoso caballero Don Barletta. Poderoso caballero Don Medio de In-Comunicación.
Dicen que la plata no hace la felicidad pero la acerca y así parece ser.
La presión se hizo insoportable. La gente, el comerciante, el caminante, el laburante, el estudiante, el jubilado, en síntesis, el verdadero pueblo pobre se convirtió en Túpac Amaru, que, atado de pies y manos, era despedazado por la fuerza de jinetes que tiraban cada uno por su lado.
Barletta, el Consejo, los Empresarios, los medios, la Nación, UTA, los choferes autoconvocados, Kiener, "fratacho" Rossi, Agrafogo, Arce, etc. Todos decían apuntar a cosas distintas pero con un objetivo en común, que la gente pague, ya sea por caja, por subsidio o por boleto.
Crearon pánico, infundieron miedo, usaron frases como "choferes despedidos", "sueldos que no se pueden pagar", "recorridos cerrados", "colectivos sin mantenimiento", "empleados que no podrán ir a sus trabajos", etc.
El que la tiene más grande todo lo puede. Los títulos catástrofes pegan. Los periodistas usando adjetivos guionados por Alfred Hitchock llegan al corazón del que sabe lo que es agachar la cabeza y rendirse ante la realidad, esa puta realidad que es tratar de llegar a fin de mes conservando un poco de dignidad para sí.
El aumento de la tasa podría haber ido a otros lados, comedores, centros asistenciales para jóvenes, hogares de ancianos, C.A.F., calles, agua potable, gas natural, podría haber llegado directamente al que lo necesita, pero llega al vulgo a través de los bolsillos del clan del transporte.
No seamos pesimistas, el bondi es necesario, imprescindible para el común de la gente. Como también lo son las 4x4 y el "stylelife" de los empresarios, los 3500 de salario mensual, las cuotas sindicales, la caja municipal y toda la maquinaria propagandística.
Nada se sabe del destino de los subsidios, de la cantidad de coches, de los empleados reales, en blanco y en negro, de los balances de las empresas, de los controles del estado, nada. Y, para ser sincero, hay cosas que mejor no saberlas y vivir felices. Dicen que el cornudo/usuario es el último en enterarse. (con razón todos en la calle me miran y se ríen).

No hay comentarios: