viernes, 7 de noviembre de 2008

Marche un chaleco de fuerza!!!

Este año de política nacional está marcado por el constante vaivén de decisiones entre acertadas y fallidas, pero siempre pendientes del carácter bipresidencialista, Néstor y Kristina.
Es lógico, son un matrimonio, y en ese contexto es imposible llevarse bien.
Seamos sinceros, debe haber muy pocos casos en la historia donde un matrimonio que comparte actividades comerciales, profesionales o algún ámbito laboral logre llevarse bien o conseguir resultados óptimos. Ah, no me vengan con el matrimonio de César Mascetti y Mónica Cahen D'anvers!!!! Eso es una mentira, mirándoles las caras de culo se les nota la amargura que tienen!!!!
Es que es casi imposible que dos personas que comparten la vida familiar pueda llevarse bien también en el trabajo!!! 24 horas juntos y compitiendo!!!! Eso es tortura!!!
Por eso sus rabietas, sus malas contestaciones, sus "ir y venir". Es que no hay un límite, se mezclan las peleas por los chicos, con el quilombo del Congreso o las broncas por las suegras con el presupuesto nacional del año que viene. Es así, una olla mal lavada genera una resolución 125!!! A mí me pasaría y a usted también.
El día que cada uno tome caminos distintos (en cualquiera de los ámbitos, laboral o familiar) van a ser felices.
Claro que el matrimonio que maneja las dos estructuras argentinas más importantes, el país y el PJ, no son los únicos "tocados" por la política, porque ver a Patricia Bullrich, una indecisa política que va de derecha a izquierda, a María América González renegando de su pasado y su ex-marido, a Elisa Carrió cual Juana de Arco chateando con el más allá, Carlos Kunkel, que es un barrabrava travestido de diputado puteador (qué boquita, culiado!!!), Felipe Solá que a pesar de su hábil ironía no puede borrar su devoción menem-duhalde-kichnerista cambiante.
Desde D'elía y sus patoteadas hasta un De Ángeli que pasó de ser un simple hombre de campo a un experto en jubilaciones y pensiones, desde un ignorante Moyano a un ilustrado Buzzi desgastador del gobierno elegido por el pueblo, guste o no, estamos todos un poco de la nuca.
Las personas que hacen política son como las esposas despechadas que, por odio, dolor o venganza, se oponen a todo lo que hagas aunque lo que hagas sea lo que ellas pidieron.
Ese viejo dicho del "Perro del Hortelano que no come ni deja comer" o como simplifica la calle: "no hay poron..que le venga bien". Para muestra valen los votos de los diputados, caso Oscar Parrilli, que con el garca de Anillaco votaron a favor de las AFJPs y ahora están en contra, o de Elisa Carrió que antes despotricaba contra las mismas y ahora habla de saqueo.
A favor de este gobierno debo decir que ha conseguido algo histórico, que este año haya Congreso, que vayan a sesionar la gran mayoría y que TRABAJEN COMO ESCLAVOS.
Hace años que no veo a los impresentables hombres que nos representan tener que empaparse de los temas que van a tratar, verlos estudiar y pedir explicaciones. Independientemente de lo que crean o voten, tuvieron que informarse, formarse y aprender, eso es magnífico.
¿¿¿Qué nos pasa a los argentinos???La respuesta cae de madura: "No somos todos los que estamos ni estamos todos los que somos".
¡¡¡Marche un chaleco de fuerza para la política argentina!!!!

No hay comentarios: