miércoles, 27 de agosto de 2008

Un cruzado arrepentido...(me puedo volver a arrepentir).

Leyendo la encuesta del CONICET que salió en la mayoría de los periódicos (ver: http://www.clarin.com/diario/2008/08/27/sociedad/s-01746953.htm) me vinieron a la mente las imágenes de un pasado tan lejano como cercano a mis sentimientos, mi infancia/adolescencia, donde pasé varios años felices (y sin un Grassi cerca!!!) en un círculo católico (colegio, grupo de amigos, iglesia, etc) y creyendo que al salir tenía la mayoría de las respuestas para afrontar la vida que me tocara.
Repetía a gusto todos los rituales del año, confesión, misa, 7 de agosto San Cayetano, 25 de setiembreVirgen del Rosario, etc.
Pensé que tenía las recetas para los malos momentos, las medicinas para los dolores físicos y espirituales, el consuelo para las pérdidas afectivas, la brújula para los días desorientados y lo mejor, la fórmula de la felicidad...LA VIDA ETERNA!!!
Creía tan firmemente en la culpa, la penitencia y el sacrificio por algo que yo sentía tan real como el pan nuestro de cada día: una vida llena de recompensas, si no es ahora, será en el Juicio Final.
Un auténtico cruzado modelo 1974. Error!!!
Y con esta zanahoria enfrenté la vida.
Pero los muros con los que chocaba iban desarmándome de a una las hojas de ese bonito libro de cuentos que para algunos se llamará Biblia, para otros Sagradas Escrituras o para otros el primer libro de la historia del Hombre. Amén de cuántas verdades habrá en él, lo cierto es que el mundo se encarga de cachetearte la cara y de preguntarte a cada momento: ¿Creés que dios existe?
¿Me repite la pregunta, señor?
La sensación que tengo (la única prueba científica que puedo explicar, mi sensación) es que de existir, debe ser un ente bastante complejo o acomplejado, diría que hasta con un grado extremo de violencia y perversión, porque si te tocara ser el amo y señor de este mundo, difícilmente permitas que personas débiles sufran la saña de los hijos de puta SIN HACER NADA.
Y todo autorizado por ese escudo legal divino llamado "Libre Albedrío"...donde el hombre es el que decide ser lo que quiere ser!!! Minga!!! Ese es un argumento banal, es el Habeas Corpus de los pecadores!!!.
No puedo imaginar a un "dios" sentado en las alturas, tomando mate, chequeando mails, mientras mira vía webcam la violación de un menor por uno de sus soldados/sacerdotes, o el despilfarro de un millonario burlándose de un pendejo que revuelve la basura para comer!!! Pensás que puede haber un dios que deje pasar esto, acumulando en un expediente hasta la llegada del juicio final!!! Naaaaaaaaaaa!!!
Crees que al ver a tus padres, hermanos, amigos o amores, toda gente de trabajo, honesta, morirse como un perro porque no hay tratamientos que los curen ni dinero para costear los intentos, mientras los más grandes miserables de tu entorno gozan de buena salud y de un buen pasar, eso es justica divina?
Pensar que se pueder ser el más perverso, maligno y despreciable ser del universo (pónganle el nombre que quieran) y recibir la absolución y el pasaporte (luego del purgatorio) para entrar en el Reino de los Cielos, sólo aprentado el 133 del Servicio Sacerdotal de Urgencia, una especie de Llame ya, que dios te da para que te arrepientas en el último minuto de todo el daño causado. No me da la cabeza para tanto. No imagino a Hitler pidiendo perdón al Señor en el último segundo antes de suicidarse y que luego un coro de ángeles guíe su alma a la izquierda del altísimo (izquierda, como el ladrón malo, se acuerda?).
No puedo entender cómo un pastor se alegra más "por una oveja descarriada que regresa a su rebaño que por las otras 99 que se portaron bien siempre" o que el padre ofrezca un banquete colosal porque su hijo, el más terrible, vuelve a casa sin un peso, después de haberse patinado toda la herencia en alcohol, locas y demás, mientras el otro hijo que se rompe el lomo todos los días, no tiene un puto compensatorio!!! Perdón, no me da el entendimiento.
Y seguramente vos, que estás leyendo esto, tendrás miles de argumentos más para dudar de la existencia de un ser superior que permita estas cosas de brazos cruzados.
Así las cosas, dudo que dios exista. Pero también dudo que no exista y también de mis dudas. Por las dudas, si a los que quiero les pasa algo o están enfermos, o les duele algo, siempre se me escapan un par de plegarias al viento, manoteo un "pan de San Cayetano" para que no falte el trabajo y le canto el "ángel de la guarda, dulce compañía" a mi hija todas las noches!!!
Por las dudas, vió!!!
Ojo, no voy a ganarme el cielo por esto, pero algo es algo. Dios sabe que soy un AGNÓSTICO PRACTICANTE con la posibilidad cierta de arrepentirme en cualquier momento...llegada la hora.

1 comentario:

SKACHO dijo...

Me sentí muy identificado con este post. Muy bueno el blog Cristian. No paro de reirme. No lo abandones...